En los últimos años venimos sufriendo diferentes episodios de olas de calor y parece que, debido al calentamiento global de nuestro planeta, se seguirán repitiendo en el futuro de forma habitual.

Estos días de calor extremo obligan a nuestro cuerpo a realizar un esfuerzo de adaptación para mantener la temperatura corporal normal y, además, este calor intenso puede provocar golpes de calor. Esto ocurre cuando nuestro organismo es incapaz de desprenderse del exceso de calor, bien porque la temperatura ambiental es muy elevada o bien porque la producción de calor es excesiva, por ejemplo por el ejercicio físico.

La deshidratación, producida por la sudoración intensa, la excesiva humedad ambiental, la obesidad y algunas enfermedades facilitan el golpe de calor.

¿Cómo prevenir el golpe de calor?

  • En los días de intenso calor, debemos permanecer en lugares frescos, a la sombra y, si es posible, pasar al menos dos horas en algún lugar climatizado. Es muy aconsejable tomar una ducha tibia pero nunca de agua fría ya que el calor quedará alojado dentro de nuestro cuerpo.
  • Beber mucha agua o líquidos sin necesidad de tener sed (salvo si hay contraindicación médica). Evitar las bebidas alcohólicas, café, té o cola y las muy azucaradas.
  • Sumergir las manos en un balde o un lavamanos lleno de agua fría puede ayudar a bajar la temperatura al cuerpo, según Mike Tipton, profesor de fisiología humana en la Universidad de Portsmouth.
  • Bajar las persianas para evitar que el sol entre directamente y no abrir las ventanas cuando la temperatura exterior es más alta.
  • Evitar usar aparatos que puedan producir calor en las horas más calurosas. A partir de los 35ºC en el interior de la vivienda, un ventilador sólo mueve el aire, no lo enfría. Por ello, y según Lisa Jardine-Wright, física de la Universidad de Cambridge Jardine-Wright, es mejor colocar los ventiladores al lado de una ventana abierta, pues traerá aire de afuera.

    Según, Tipton: “Si utiliza ventiladores, asegúrese de dirigir el flujo de aire hacia el rostro. Es más efectivo pues la cara tienen tantos receptores. A pesar de que no está refrescándose todo el cuerpo, ventilarse el rostro tiene un efecto desproporcionado en la comodidad”.
  • Realizar comidas ligeras para reponer los minerales perdidos por el sudor: gazpacho, ensaladas, frutas, verduras, gazpachos o zumos.
  • Evitar las actividades en el exterior en las horas más calurosas, sobre todo si las actividades son intensas. Los niños, los ancianos y los trabajadores que estén mucho tiempo al aire libre son los más propensos a sentir los síntomas de una ola de calor.
  • En caso de realizar ejercicio físico, beber 1 o 2 vasos de líquido 15 a 20 minutos antes e intentar beber líquido durante el ejercico, cada 15 a 20 minutos.
  • Usar ropa ligera y de color claro, sombrero y protegerse del sol. Importante utilizar calzado fresco, cómodo y que transpire.

Síntomas de un golpe de calor

Nuestro organismo está compuesto de un 60% de agua. La pérdida de agua y sales minerales por el sudor, si no se repone, produce síntomas como dolor de cabeza, mareos, debilidad muscular o calambres, náuseas y vómitos, irritaciones en la piel e incluso pequeñas elevaciones de la temperatura corporal.

En estos casos, hay que conducir a la persona afectada a un lugar fresco y colocarla tumbada con las piernas levantadas para favorecer la circulación de la sangre e iniciar maniobras de refrigeración. Después, hay que humedecer el rostro con una esponja o un paño.

Calambres

Calambres musculares (en piernas, abdomen o brazos), sobre todo si se suda mucho durante una actividad física intensa.

¿Qué se debe hacer?

  • Parar toda actividad y descansar en un sitio fresco.
  • Evitar la actividad física intensa durante varias horas.
  • Beber zumos ligeros y bebidas deportivas diluidas en agua.
  • Consultar a su médico si los calambres duran más de una hora.

Agotamiento por calor

Ocurre después de varios días de calor: la sudoración excesiva reduce los fluidos corporales y la restauración de las sales. Principales síntomas: debilidad, fatiga, mareos, náuseas, desmayo…

¿Qué se debe hacer?

  • Descansar en lugar fresco.
  • Beber zumos o bebidas deportivas diluidas en agua.
  • Consultar a su médico si los síntomas empeoran o duran más de una hora.

Golpe de calor

El cuerpo es incapaz de controlar la temperatura, que se va incrementando rápidamente y puede llegar a alcanzar los 40º C. Principales síntomas: calor, sequedad y piel roja, pulso rápido, dolor intenso de cabeza, confusión y pérdida de conciencia.

¿Qué se debe hacer?

  • Llamar a urgencias.
  • Mientras se espera, enfriar el cuerpo, estar en una habitación oscura, poner paños de agua fría sobre el cuerpo o darse un baño o ducha fría. Sin ayuda médica urgente, un golpe de calor puede ser fatal.
(0)

Tu día ha sido agotador. Trabajo, estrés, es verano y encima tienes compañía extra esta noche para dormir… Y es que… ¿a quién no le ha despertado alguna vez el zumbido de esos pequeños vampiros de la noche mejor conocidos como mosquitos?

Por suerte, en la propia naturaleza se encuentra la salvación contra estos invitados inesperados y sus picaduras!!

Esential’Arôms ha desarrollado una línea de cosmética natural contra las picaduras basada en las propiedades de los aceites esenciales, 100% puros y naturales con principios activos como son la citronela, la palmarosa, el lemongrass, el aloe vera, el eucalyptus citriodora, el geranio, el árbol del , el lúpulo, el jengibre y el clavo.

Todos ellos son aceites esenciales destacados por sus propiedades repelentes de mosquitos e insectos en general, y procedentes de agricultura ecológica:

 

Esential Pic Body Milk – Esential’Arôms – 50ml

Leche corporal calmante apta para todo tipo de piel en formato roll-on muy fácil de aplicar. Compuesta de citronella de Java, lemon-grass, palmarosa, geranio, jengibre, árbol de té y clavo. El extracto de lúpulo deja sobre la piel sus principios amargos que evitan las picaduras y mantienen alejados a los mosquitos.

Aplicar a partir de 2-3 años.

 

Esential Pic Spray – Esential’Arôms – 100ml

Spray natural repelente que puede utilizarse sobre la ropa, el ambiente y la piel.

Base formulada con agua floral de lavanda y aceites esenciales de citronella de Java, eucalipto citriodora, lemon-grass, palmarosa, geranio, jengibre, árbol de té y clavo. Todos ellos de acción repelente de mosquitos y otros insectos.

En niños aplicar a partir de los 3 años (o sobre la ropa).

Dos compañeros de viaje que vas a necesitar para ahuyentar definitivamente a los mosquitos y sus molestas picaduras.

Pero en Atenea tenemos muchos más opciones para cada necesidad: descúbrelas aquí.

(0)

El agua del mar o de la piscina es la mejor solución apaciguar el calor y disfrutar del verano pero es importante tomar precauciones para evitar los típicos problemas que se pueden presentar, como son las infecciones de oído.

Y es que, la combinación de calor y humedad es la fórmula perfecta para la proliferación de bacterias que pueden atacar a la flora natural de la piel que se encuentra en el conducto auditivo provocando otitis de verano u otitis del nadador.

Es muy frecuente en los niños pequeños y consiste en una inflamación de la piel que recubre el conducto auditivo externo del oído. Puede producirse en ambos oídos a la vez o en uno solo.

El jabón, champú o el cloro del agua pueden facilitar la infección del oído, ya que lo desprotegen ante el ataque de agentes infecciosos externos o el crecimiento de hongos, los cuales se encargan de colonizar primero la piel de la oreja para, a continuación, introducirse en el conducto auditivo.

Otro causante de la otitis puede ser la cera acumulada dentro del oído, ya que es capaz de absorber el agua que entra durante el baño, llegando a hincharse y pudiendo provocar la formación de un tapón.

Si notas que tu hijo tiene picazón en el oído, llora mucho, siente dolor y por sus oídos se produce una secreción de color verde, es muy posible que padezca una otitis externa. En alguna ocasión, al tratarse de una infección, puede presentarse también algo de fiebre.

Para evitar la otitis externa es imprescindible mantener sus orejitas limpias y secas después de cada baño, tanto el canal auditivo como el pabellón auricular usando el pico de una toalla o una gasa seca, no introduciéndolo más allá de donde entre el dedo. Es preferible no utilizar bastoncillos de algodón, ya que pueden empujar las secreciones del canal auditivo hacia el interior.

Desde Atenea recomendamos también el aceite de masaje Aprolis Kid’s Oti-Propol de Intersa a base de propóleo, hipérico, niaouli y eucalipto. Actúa protegiendo los oídos y tiene un efecto antiinflamatorio, antiséptico y mucolítico y es muy fácil de aplicar gracias a su formato roll-on.

Y una vez realizadas todas las previsiones, ¡a disfrutar al máximo del verano!

(0)

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies